Luis ALVAREZ TOREZANO

Luis Alvarez Torezano alaba la gran cantidad de emociones que el rostro humano es capaz de transmitir y enfatizar cada particularidad para compartir con el espectador la intensidad que el mismo siente la primera vez que ve a su modelo.

Crea retratos conmovedores, a veces divertidos, a veces intimos, e incluso intimidantes. Captura brillantemente las expresiones faciales de artistas, músicos o escritores y celebra la peculiaridad de su genio. Sus pinturas también reflejan su pasión por África y, a menudo personas con una multitud de figuras expresivas y estéticas. 

Elige sus modelos de acuerdo con lo que transmiten, artística o visualmente. El pintor debe sentir una conexión para hacer su retrato, selecciona una foto y la reproduce a lápiz, capturando cada detalle que lo acerque a las esencia del personaje. Pinta el retrato en acrílico y así obtiene una forma particular para después preparar el fondo. 

De hecho, es reacio a pintar sobre blanco, a veces pega la tela de la base con hojas de madera fina o fija un lienzo de algodón boca abajo sobre un marco de madera. Para el, un retrato exitoso debe restaurar el alma de la persona, confiando en un mínimo de detalles físicos. Explica que se da cuenta de esto ya que le parece una especie de “Sobreexposición fotográfica” en la que la luz blanca llega a “derretir” de alguna manera ciertas áreas de la cara. 

Lo sentimos, no hay productos que coincidan con su búsqueda.

^

Usamos cookies que nos permiten brindar una mejor experiencia en el sitio. Más info Aceptar