+
Servicio al Cliente WhatsApp: 55 1304 7276

Que el rojo nos acompañe…

El escarlata es el color de la pasión, pues al excederse las emociones, el corazón bombea más sangre al cuerpo y prácticamente “el color se nos sube a la cara”. El rojo es utilizado mucho el 14 de febrero porque representa el amor y en este artículo abundaremos en el significado de esta tonalidad y en su uso en nuestros espacios cotidianos.

El rojo es un color cálido y significa sobre todo seducción. Es tan importante que es el primero que vemos en la vida. Se destaca entre los demás por ser atractivo, pero también atrevido, por ello no muchos se animan de primera instancia a integrarlo a su entorno hogareño. Sin embargo, aquí conviene destacar que los decoradores lo usan también para transmitir alegría, y los artistas para imprimir energía a sus creaciones. 

En el ámbito de los muebles y la decoración en general, el rojo brillante da al ambiente matices fuertes, y por ser el rojo el color de mayor longitud de onda, es el que estimula más los sentidos. El rojo vivo tiene la cualidad de absorción de la luz, lo que da mayor luminosidad a las habitaciones, sobre todo si se utiliza el bermellón. Y, como se sabe, mientras más luz, más amplio parece un espacio. Invitamos a experimentar también con el granate.

Paola VERGOTTINI

Al rojo se le asocia con el entusiasmo, por lo que va muy bien en las zonas de trabajo o estudio. Pero si se quiere generar calma y paz, se aconseja decorar el dormitorio con rojos menos encendidos, como el tono melocotón o el salmón.

Pero ¿en combinación con qué? Aquí aparece el rey para los fondos: el blanco, que da mayor energía a los rojos intensos y hace resaltar la calma que generan los rojos suaves. Nada se compara al impacto que puede causar a los sentidos un gobelino purpúreo sobre una pared blanca; un loveseat o sofá tapizados en rojo darán el mismo efecto en una habitación nívea, al igual que un tapete o alfombra escarlata. La elección de con qué muebles u objetos combinar el matiz rojo es amplia. Si se prefieren efectos menos fuertes de este color, se puede sustituir el blanco por los tonos casia o canela, o bien, por la gran variedad de matices marrones con que se fabrican objetos decorativos y muebles de madera, lo que además aporta elegancia.

Fabien NOVARINO

Pero combinar el rojo con el gris es un verdadero desafío, pues es difícil que casen. Armonizarlos resulta sumamente complicado ya que requiere de mucha luz. ¿Se atreve a intentarlo? 

Le damos otro importante consejo: evite la saturación del rojo: que no todas las paredes de una habitación tengan este tono, ya que es demasiado pesado para la sensibilidad. Puede elegir una parte de un muro, para comenzar.

Para finalizar, diremos que indudablemente el rojo aporta belleza, estilo y una sobria elegancia en la decoración; es un color atrevido pero también apacible si se sabe combinar adecuadamente.

Etiquetas: Rojo

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

^

Usamos cookies que nos permiten brindar una mejor experiencia en el sitio. Más info Aceptar